Cultivo orgánico

Desde las semillas de la caña de azúcar hasta el producto terminado, la producción agro-industrial de Cooperativa Manduvirá y sus socios es exclusivamente orgánica, cumpliendo estándares y regulaciones de certificaciones internacionales. Por ejemplo, está completamente prohibido quemar residuos orgánicos y no-orgánicos en todo el terreno de la finca, lo que normalmente sirve como medida común para limpiar los campos después del corte. Tampoco no se permite ningún fertilizante químico o sintético; por el contrario fertilizantes orgánicos como estiércol vacuno o gallinaza y/o abonos verdes, por ejemplo porotos u otras plantas leguminosas, ayudan a mantener la fertilidad del suelo y su pH natural.

Por lo menos 7% de la finca tienen que ser reservas naturales, con protección especial de la biodiversidad de plantas y especies. Además, para los socios de Manduvirá es evidente manejar residuos orgánicos y no-orgánicos en equilibrio con la naturaleza, tal como minimizar el uso de electricidad y otros recursos naturales no renovables. No sólo que los productores se sienten responsables de estos principios orgánicos y avisan a la Cooperativa en caso de no conformidades, la Cooperativa también tiene cinco inspectores que continuamente visitan las fincas, actualizan las informaciones de cultivos orgánicos y controlan el cumplimiento de las normas orgánicas del Comité Orgánico.

Al tratar el suelo y plantar la caña, el productor debe usar un mínimo de maquinaría, dando preferencia a la siembra directa y rotación de cultivos para mantener la explotación del suelo en equilibrio. Después de 12 meses de maduración la caña de azúcar está lista para la cosecha, que normalmente inicia en mayo y tarda hasta diciembre de cada año.

 

 

 

Corte, Producción y Controles de Calidad

Según la tradición, los productores y peladores cortan la caña con machete a mano, limpiándola de raíces y hojas y juntándola en “fardos” de más o menos 2 toneladas. Al llevar estos paquetes de caña a uno de los 36 centros de acopio de la Cooperativa, distribuidos estratégicamente en el territorio de sus socios, se los registra y carga en uno de los 24 camiones, que llevan la caña a la fábrica a 90 km de las plantaciones.

En cuanto a la fábrica, todas las partes del proceso están acondicionadas para la producción de azúcar orgánica; por ejemplo en vez de agregar azufre en el procesamiento, que en la producción

convencional decolora el azúcar hasta llegar a su color blanco claro, solamente se agregan agua caliente y cal natural al proceso. Por eso, los cristales de azúcar orgánica todavía están cubiertos con una capa fina de miel de caña, dándole su color especial y sabor extraordinariamente dulce. Controles estrictos de calidad garantizan el cumplimiento de normas alimenticias orgánicas – tanto en el producto mismo como en las condiciones de almacenamiento, embalaje y embarques.

Nuestras cooperaciones con organizaciones nacionales e
internacionales:

  • Paraguay Productivo (USAID), USA.
  • ACDI/VOCA, USA.
  • ICCO, Holanda.
  • Oxfam Belgica.
  • CTM, Italia.
  • Intermon Oxfam, España.
  • Altervida, Paraguay.
  • Ministerio de Agricultura (MAG/DEAG), Paraguay.